viernes, 11 de enero de 2013

COUNTRY STORY... by Marta Tolón



Diseñar es como escribir, un acto creativo producto de un impulso. Por eso cuando imaginas una prenda el resultado es una suma de personalidad, apetencia y estímulos. Cuando en EME LONPLIÉ se nos ocurrió añadir flecos extra largos a una sudadera buscábamos aportar el look años 20 (en auge esta temporada) a una prenda cómoda y urbana.

    Nuestra country story surgió sin querer. Un corte típico de los ochenta (ancho el talle, manga cortada en trapecio con el corte de hombro caído unos centímetros) y unos flecos propios de los felices 20 no con siguieron evocar un estilismo misterioso y elegante propio de la década de Coco, pero su suma equivale a un divertido jersey country de corte desenfadado pero protocolario.

¿Protocolario?, EME quiere decir "apto para oficina". Una sudadera puede equivaler a una camisa si añades sofisticación al corte, y nada mejor que unos flecos con movimiento.

   No todo es gracias a los flecos, el punto de lana permite la misma elasticidad y caida que el punto de algodón y no restan calidad al acabado de la tela. La apariencia es la de un tricot de lana, y la textura la de una sudadera.

Además EME LONPLIÉ en invierno busca prendas cálidas con clase, pero ponibles. ¿Te imaginas levantarte a las 7:00 y ponerte una camisa de raso con flecos?. Preciosa pero para un sábado (si no trabajas).





 Fotografía de Pamart



No hay comentarios:

Publicar un comentario